A continuación, presentamos varios casos clínicos reales donde madres con grietas en los pezones muy dolorosas han experimentado una disminución del dolor y curación a los pocos días de usar NURSICARE.  Todos ellos han sido recogidos en la consulta de una consultora de lactancia certificada IBCLC así que en paralelo mientras se curaba la grieta y las madres podía continuar con la lactancia se trató la causa que originaba dicha grieta.

Madre primeriza, mal agarre

Anna es una mamá de 30 años que llegó al consultorio cuatro días después de su primer parto con dolorosas grietas en ambos pezones debido a un mal agarre.  Ante la incapacidad de amamantar había pasado a usar un sacaleches, lo que también le provocaba intenso dolor debido a las grietas y la congestión mamaria que padecía.  Al no poder extraer suficiente leche, comenzó con lactancia mixta.  Solamente se trató con Nursicare.

La sensación de dolor disminuyó notablemente en apenas 24 horas: de 10 en una escala de 10 pasó a 3 al día siguiente.  El uso de Nursicare terminó a los 4 días cuando el dolor era ya inexistente.

Congestión Mamaria

Johanna de 30 años acudió a consulta después del nacimiento de su segundo niño con congestión mamaria, grietas y su bebe ictérico.  Johanna daba por supuesto que se estaba realizando una correcta lactancia, pero en realidad no había transferencia efectiva de leche (ver foto 1 abajo) debido al frenillo corto (grado II) que tenía su bebé y que se solucionó con cirugía.

El dolor que Johanna tenía lo describió como “inaguantable” (de 10 sobre una escala de 10) al inicio del tratamiento.  Solamente dos días después de estar usando Nursicare la sensación de dolor era de una décima parte.  El tratamiento terminó 3 días después sin ninguna sensación de dolor.

Frenillo Johana Nursicare 1

Bebé con Frenillo

Michele es una madre de 34 años con un dolor agudo en ambos pezones y un bebé con frenillo corto (grado 3).  El problema del frenillo se solucionó mediante cirugía y las grietas de los pezones se trataron exclusivamente con Nursicare.

Al inicio del tratamiento, la sensación de dolor era de 8 en una escala de 10  y disminuyó a 2 sobre 10 a los 3 días de tratamiento.  El tratamiento termino a los 5 días cuando el dolor era inexistente.

Frenillo Nursicare 2

Madre con Reducción de Mamas

Reduccion de Mamas Nursicare 1

Inicio del Tratamiento con Nursicare. Escala de dolor: 8/10

 

Kate es una madre de 34 años que vino a vernos después de su primer parto con grietas y un intenso dolor en ambos pezones.  Kate se había sometido a una intervención quirúrgica de reducción de mamas y le habían avisado que probablemente no podría dar el pecho.  Vino a nuestra consulta cinco días después del parto.  Su bebé tenía frenillo corto (grado 3) que se resolvió mediante tratamiento quirúrgico.  Usando únicamente Nursicare como tratamiento para el problema en sus pezones, notó una reducción sustancial del dolor y mejora de las grietas en pocos días mientras continuó con la lactancia de forma exclusiva.

Reduccion de Mamas Nursicare 2

3 días después. Escala de dolor: 2 / 10

Reduccion de Mamas Nursicare 3

Fin de Tratamiento: 7 días desde el comienzo. Escala de dolor: 0 / 10

Conclusión

aposito pezones

Cuando aparecen grietas al dar el pecho hay que comenzar resolviendo la causa que ha generado esas grietas.  Las causas pueden ser numerosas, desde un mal agarre hasta un bebé con frenillo, como se ha visto en los casos descritos arriba.  En paralelo mientras se corrige la causa que ha generado la grieta es conveniente curar la herida lo antes posible.  Y es que una grieta en el pecho no deja de ser una herida.  Al crear un ambiente húmedo, Nursicare acelera el proceso de curación de la grieta.  Además, como demuestran estos casos, Nursicare también hace que la sensación de dolor disminuya con muy poco tiempo de uso.  Curando la grieta y reduciendo el dolor asociado con la herida (además de resolver la causa), Nursicare ayuda a que la lactancia materna no se discontinúe.

 

Nursicare