Un estudio sobre más de 108.000 mujeres ha mostrado que las que tuvieron al menos un embarazo que duró como mínimo 6 meses y las que amamantaron a sus bebés tienen un menor riesgo de menopausia precoz. Además, aquellas que dieron el pecho en exclusiva durante los 6 primero meses de vida de su hijo tienen aún menos posibilidades. A continuación te mostramos más sobre cómo embarazo y lactancia retrasan la menopausia.

¿Cómo embarazo y lactancia retrasan la menopausia?

Tanto el embarazo como la lactancia materna evitan la ovulación y puede retrasar que se agoten los folículos ováricos. El estudio sobre el que estamos hablando lo han realizado la estudiante Christine Langton, y su asesora Elizabeth Bertone-Johnson, en la Facultad de Salud Pública y Ciencias de la Salud de la Universidad de Massachusetts Amherst.

Las autoras han concluido que el embarazo y la lactancia contribuyen a reducir el riesgo de sufrir una menopausia precoz. Se considera que es así cuando llega antes de los 45 años. Cuando esto ocurre se incrementa el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares u osteoporosis.

Las autoras quieren recalcar que para que la madre y su bebé obtengan los máximos beneficios de la lactancia materna se debe prolongar al menos entre los 6 y los 12 meses.

menopausia

Christine Langton explicó lo siguiente sobre esta investigación:En el estudio, las mujeres con tres o más embarazos que amamantaron exclusivamente durante un total de 7 a 12 meses tenían un riesgo 32% menor de menopausia precoz en comparación con las mujeres con el mismo número de niños que amamantaron exclusivamente por menos de un mes.

Además, hubo otros datos que llamaron la atención de las investigadoras. Por ejemplo, vieron que en comparación con las mujeres que no tenías embarazos a término, las que tuvieron al menos dos gestaciones tenían un riesgo 16 % menor de menopausia precoz. En el caso de las mujeres que habían tenido tres embarazos el riesgo era un 22 % inferior.

Las responsables de esta investigación dicen que se trata del primer estudio que analiza la relación que existe entre la lactancia materna y el riesgo de tener una menopausia precoz. Dicen que además su estudio es muy importante, ya que se ha hecho sobre un gran número de mujeres y a lo largo de 26 años de seguimiento.

Afirman que sus nuevos hallazgos sobre lactancia materna no solo dan una nueva opción para prevenir la menopausia precoz, sino que además están de acuerdo con las recomendaciones de la Academia Estadounidense de Pediatría y de la Organización Mundial de la Salud. Ambas organizaciones recomiendan a las madres que alimenten a sus bebés con leche materna de forma exclusiva al menos sus 6 primeros meses de vida. También que se mantenga hasta el año la lactancia, aunque lo ideal sería hacerlo hasta los 2 años.

Para realizar este estudio, el equipo analizó la cantidad de mujeres mencionadas y empezaron a recopilar datos en 1989. Está claro que la lactancia materna es muy beneficiosa para tu bebé y también para ti. Pero nuevos estudios como este dejan claro que tiene ventajas que todavía no conocemos.