Por fin ha llegado el momento, con independencia de lo que haya durado el parto, han sido nueve meses de espera. Pero nuestro bebé ya está aquí. Nos enamoramos al instante. Sentimos que lleva toda la vida con nosotros. Seguramente nos preguntamos también, y ahora qué. En el paritorio el personal sanitario comienza a guiarnos, nos dice que pongamos al pequeño al pecho cuanto antes. Sorprendidas vemos como nuestro hijo instintivamente intenta agarrarse… Pero a partir de aquí, nos asaltan todo tipo de dudas. En este artículo vamos a intentar resolverlas, veremos cómo empezar la lactancia materna con éxito.

Los inicios de la lactancia materna

Por mucho que hayamos leído, por muchos consejos que hayamos recibido e incluso si no es nuestro primer hijo, las dudas al iniciar la lactancia materna son muy habituales.

Comenzaremos por decir que es esencial que confiemos sobre todo en el personal sanitario que tenemos a nuestro alrededor, y menos en la multitud de consejos bienintencionados que recibiremos.

Cómo empezar la lactancia materna: primera hora

Nuestro bebé acaba de nacer, todo es nuevo para él. Nuestro tacto, nuestra voz o nuestro olor, es lo que le da seguridad. Por eso es esencial que nada más nacer lo sitúen sobre nuestro pecho. No es necesario esperar ni siquiera a cortar el cordón, o al alumbramiento de la placenta.

dar a luzEl pequeño buscará el pezón de forma natural. De hecho, aunque colocáramos al bebé sobre nuestro vientre, atraído por el olor, sería capaz de reptar hasta a nuestro pecho. Su instinto y nuestro olor son su mejor guía.

Es importante que durante la primera hora no se nos separe de nuestro bebé. Afortunadamente, incluso en las cesáreas es posible esta práctica en la actualidad.

Si por cualquier motivo no podemos hacer el piel con piel, es conveniente que lo haga su padre, hasta que nosotras estemos listas para tomar el relevo.

Cómo empezar la lactancia materna: primera toma

Ya hemos hecho un primer acercamiento a nuestro bebé. Ahora se acerca el momento de la primera toma. Nos asaltan las dudas. ¿Comenzará a mamar? ¿Tendremos ya leche? ¿Se enganchará de manera correcta?

Empezaremos con la postura adecuada. En esos momento seguramente estaremos doloridas, así que lo mejor sería con el bebé tumbado a nuestro lado. De costado acercamos el pecho a su boca y permitimos que mame.

lactancia dermatitis nursicareEsa sería la mejor, pero lo cierto es que muchas mamás se sienten más cómodas en la postura tradicional, sentadas y con el bebé entre sus brazos. Lo importante es que la posición elegida nos haga sentir a gusto a los dos. No empecemos hasta que no la encontremos.

Es necesario que el momento sea íntimo. Lo ideal es que solo estuvieran presentes los padres y el bebé. Es cierto que habrá otros familiares que deseen participar. Pero en la mayoría de los casos, por muy buenas que sean sus intenciones, solo contribuyen a estresar tanto a la madre como al bebé.

¿Cómo lograr un buen agarre? Esa y otras preguntas las responderemos en nuestro próximo artículo. ¡No te lo pierdas!

 

Para más información sobre Nursicare, AQUÍ.  Nuestra tienda online AQUÍ.  Envío gratuito en 24 horas a tu domicilio para curar las grietas lo antes posible y reducir el dolor.

Nursicare