A muchas madres les preocupa conocer cuál es la verdad sobre la lactancia materna. Tienen dudas sobre el tiempo que es recomendable dar el pecho y cuáles son los beneficios de hacerlo. A continuación daremos respuesta a estas dos preguntas; ¿Cuánto tiempo es recomendable amamantar a un bebé? ¿Cuáles son los beneficios de hacerlo?

Cuánto tiempo es recomendable la lactancia materna

Aunque hay diferentes opiniones al respecto, la mejor es la que dan los expertos. Son ellos los que mejor pueden determinar el tiempo que es conveniente dar el pecho. La Organización Mundial de la Salud deja claro este asunto.

La OMS deja claro que la mejor alimentación para un bebé es la lactancia materna en exclusiva. El periodo recomendable de tiempo que se debe amamantar a un bebé es de seis meses. A continuación se puede pasar progresivamente a otro tipo de alimentos, pero sin dejar de dar el pecho.

Lo recomendable es que los bebés no dejen el pecho por completo hasta los dos años. Los nutrientes que contiene la leche materna son un complemento ideal de la dieta infantil. Pero también aporta otros beneficios, como se puede ver a continuación.

Los beneficios de la lactancia materna para el bebé

La lactancia materna aporta muchos beneficios al recién nacido y también a su mamá. En los siguientes puntos te mostramos los más importantes para el bebé.

  • Enfermedades. Los niños que se han alimentado con leche materna los primeros meses de su vida tienen un sistema inmunológico más desarrollado. Al disponer de todos los nutrientes, pueden desarrollar un buen sistema inmunológico. Además, en la leche hay anticuerpos que pasan de la madre al bebé reforzando sus defensas naturales.
  • Alergias. Tanto en el calostro como en la leche materna, hay partículas que ayudan a combatir la atopía. Los niños que se han tomado pecho son menos propensos a sufrir alergias, aunque existan factores hereditarios. No importa si la alergia es cutánea, respiratoria o alimentaria, tendrá menos riesgo de sufrirla.
  • Nutrición. La leche materna contiene todos los nutrientes que necesita un recién nacido. En condiciones normales, no hay que realizar ningún aporte adicional.
  • Hidratación. No es necesario dar agua a los recién nacidos. Salvo casos excepcionales, la leche materna es suficiente para mantener hidratado al bebé.
  • Asma. Amamantar a los recién nacidos es una protección frente al asma heredado. Tomar el pecho les ayuda a minimizar los posibles ataques respiratorios.
  • Sistema digestivo. Las propiedades de la leche ayudan al buen funcionamiento del sistema digestivo del bebé. Mejora el tránsito y refuerza la flora intestinal.
  • Relajación. Un beneficio más de dar el pecho es su efecto relajante. Tanto la leche como el contacto físico tienen un efecto relajante en el bebé.

lactancia

Los beneficios de la lactancia materna para la madre

La lactancia no solo aporta beneficios al bebé, también es buena para la madre. A continuación te mostramos los más importantes.

  • Combate la depresión postparto. Amamantar al recién nacido ayuda a regular los niveles de serotonina del cerebro. Es menos frecuente sufrir depresión postparto en el periodo de lactancia.
  • Combate la diabetes. Las mamás con diabetes notarán una mejora si alimentan con pecho a sus bebés.
  • Reduce el peso. El consumo de energía para la producción de alimento, aumenta el consumo de energía. Como consecuencia, el peso corporal se reduce.
  • Previene enfermedades. Dar el pecho reduce el riesgo de contraer algunas enfermedades. Algunas son el cáncer de ovario, el cáncer de mama o la osteoporosis.
  • Bienestar emocional. Los vínculos afectivos entre la madre y el niño crecen con la lactancia. Los niños que han tomado el pecho tienen menos carencias emocionales en el futuro.

Amamantar al recién nacido tras el parto aporta multitud de beneficios. No solo es bueno para el bebé, también lo es para la madre. Por eso, es importante respetar los periodos de lactancia de la OMS; seis meses de lactancia exclusiva y hasta los dos años como refuerzo.