Ante la epidemia por COVID-19 muchas mujeres embarazadas se preguntan si le podrán dar el pecho a sus bebés. Algunas plantean sus temores a contagiar al recién nacido si contraen la enfermedad. Otras presentan síntomas y no saben si deben interrumpir la alimentación natural y pasar a la leche maternizada artificial. A continuación te daremos todos los detalles sobre la lactancia con COVID-19.

¿Se puede implantar la lactancia con COVID-19?

Algunas instituciones recomiendan que se dé el pecho al bebé a pesar de sufrir el virus. La OMS, UNICEF, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades y la Academia de Medicina de la Lactancia Materna, consideran que los beneficios de la lactancia con COVID-19 están por encima de los riesgos.

A día de hoy no se ha detectado el virus en la leche materna de ninguna madre. Todo parece indicar que este no es un medio de trasmisión. Por eso, siempre que las condiciones clínicas de ambos lo permitan, es recomendable continuar con la lactancia. Sin embargo, es necesario que se tomen algunas precauciones.

¿Cuáles son los beneficios de la lactancia materna?

No se descarta en su totalidad que el bebé pueda contagiarse. Aún en los casos de enfermas de COVID-19 la recomendación es dar el pecho. Existen algunas razones de peso para apoyar esta idea, como te mostramos a continuación.

Una de las afirmaciones que se hacen sobre la lactancia materna es que aquellas mujeres que están contagiadas podrían transmitir los anticuerpos del COVID-19 a sus bebés. Está demostrado que los anticuerpos de muchas enfermedades respiratorias comunes se trasmiten por medio de la leche.

Otro de los beneficios de amamantar es que los bebés sufren menos infecciones respiratorias, bacterianas y virales. Mantenerlos a salvo de estos problemas les ayudará a estar más preparados para afrontar la enfermedad en caso de contagio.

La leche materna es un alimento completo, sin duda se trata del mejor que puede recibir. Amamantar a tu bebé lo hará más fuerte y será un niño más sano. Esto también será una protección frente al Coronavirús. Aunque los bebés no son un grupo de riesgo, el que estén fuertes es una protección adicional.

 

Precauciones frente al COVID-19 al amamantar a un bebé

Para minimizar los riesgos de contagiar a un bebé con COVID-19 es necesario que la madre tome una serie de precauciones. Son las mismas que se les pide a cualquier contagiado con el virus. Por ejemplo, tiene que ponerse una mascarilla para evitar que las gotas respiratorias lo contagien.

Otra de las medidas que se deben tomar es la de desinfectarse bien las manos con un gel apropiado antes de sujetar al niño. También es muy importante el aseo. Es necesario extremar las medidas en este campo. Por ejemplo, hay que utilizar siempre ropa limpia y lavarse las manos con frecuencia, sobre todo antes de tener en brazos al niño. Los elementos que puede tocar el niño, también deben ser higienizados.

¿Cómo saber si se tiene Coronavirus?

Ante la más mínima duda de que se está sufriendo Coronavirus, es necesario ponerse en contacto con los sanitarios por medio del teléfono que ha habilitado cada comunidad para ello. Las personas que atienden la llamada tienen protocolos para hacer un primer diagnóstico por medio de preguntas. Si la información suministrada indica que se tienen el virus, será necesario realizar una prueba y habrá un seguimiento médico.

Si no se ha tenido tenido la oportunidad de realizar el test, es muy importante actuar con la máxima prudencia en caso de que se tengan los síntomas. Estos son; tos, dolor de garganta, fiebre, dificultad para respirar, dolor de cabeza, escalofríos, malestar general o secreción y goteo nasal. Si se da alguno de estos, han de tomarse las mismas precauciones que en los casos confirmados de COVID-19.

COVID-19

Sigue siempre las recomendaciones de los médicos

El COVID-19 es un virus nuevo y aún no se conocen todos sus efectos. Puede que se descubran más consecuencias y, sin duda, se encontrarán nuevos tratamientos. Por eso es tan importante seguir siempre las recomendaciones médicas.

Si es necesario acudir al médico o al hospital, hay que informar previamente sobre la situación como afectada por Coronavirus. También es importante hablar con el médico que hace el seguimiento de la mamá y del bebé, para que evalúe la situación y dé instrucciones apropiadas.

En algunos casos concretos puede que se ofrezcan medidas excepcionales. Por ejemplo, hay casos en los que la infección por Coronavirus ha afectado en gran manera a la madre y ha de estar hospitaliza. Tal vez se deje al bebé en la misma habitación para que se pueda continuar con la lactancia.

Es posible que se pida a algunas madres la extracción de leche para suministrarla con biberón. Aunque esta medida priva al bebé del contacto físico, puede ser una buena opción temporal para que reciba el mejor alimento que puede recibir. Durante el proceso hay que extremar la limpieza de los dispositivos extractores. La esterilización es básica. De ser posible, es preferible que le dé el biberón alguien que no esté afectado por el virus.

 

¿Cómo protegerte del Coronavirus?

Si la madre no está atravesando la enfermedad, pero sí hay un enfermo de Coronavirus en casa, es muy importante que esté aislado. El afectado debe utilizar guantes y otras medidas de seguridad en todo momento. Es muy importante también el gel desinfectante para las manos. También han de lavarlas frecuentemente con agua y jabón.

Si se le ha dado el alta al enfermo, es bueno continuar tomando medidas en casa por unos días. La limpieza de las superficies que toque han de desinfectarse de continuo, especialmente los pomos de las puertas, las mesas, las sillas y los baños.

Los juguetes y la ropa del niño también han de lavarse a menudo, especialmente cuando hay alguien que está enfermo. Además, hay que evitar tocarse la cara y los ojos con las manos para minimizar el riesgo de contagio y no transmitirlo al bebé.

Esperamos haber aclarado todas tus dudas respecto a la lactancia con COVID-19. Si vas a buscar más información re recomendamos usar fuentes oficiales. Ahora sabes que puedes seguir dándole el pecho a tu bebé, todo parece indicar que es una protección para él. Recuerda poner en práctica las medidas que te hemos mencionado y no permitas que nada te impida disfrutar de estos momentos tan especiales.