Casos reales

NURSICARE® ayuda a mitigar el dolor y a la cicatrización de las grietas.

Johanna

Johanna (30 años) llegó a la clínica con su bebé con ictericia y congestión mamaria. Ella pensaba que su bebé estaba mamando correctamente, pero debido a un frenillo corto grado 2, que le impedía hacer el movimiento correcto de la lengua en la succión, la leche no se transfería correctamente y la lactancia no era efectiva, causando la congestión mamaria y grietas en ambos pezones.

Comienzo del tratamiento con NURSICARE®

escala de dolor

Después de 2 días
de tratamiento

escala de dolor

Después de 3 días, fin del tratamiento

escala de dolor

Kate

Kate (34 años) se acercó a la consulta debido a unas grietas y un intenso dolor en ambos pezones. Su bebé tenía frenillo corto grado 3 que se resolvió mediante tratamiento quirúrgico.

Usando solo NURSICARE® como tratamiento para el problema en sus pezones, Kate sintió una reducción notable del dolor y mejora de las grietas en pocos días mientras continuó con lactancia materna exclusiva.

Comienzo del tratamiento con NURSICARE®

escala de dolor

Después de 2 días
de tratamiento

escala de dolor

Después de 3 días, fin del tratamiento

escala de dolor

Anna

Anna (30 años) llegó al centro de salud cuatro días después del nacimiento de su primer bebé con dolorosas grietas en el pezón. El bebé no se enganchaba correctamente resultando una succión ineficaz, por lo que había empezado a usar un sacaleches.

Además del dolor y el sufrimiento causados ​​por las grietas, Anna también sufría congestión mamaria. Al no poder sacar suficiente leche decidió optar por lactancia mixta hasta la resolución del proceso. Tras modificar el agarre, trató las grietas y el dolor sólo con NURSICARE®.

Usando NURSICARE® como tratamiento para el problema en sus pezones, Kate sintió una reducción notable del dolor y mejora de las grietas en pocos días mientras continuó con lactancia materna exclusiva.

Comienzo del tratamiento con NURSICARE®

escala de dolor

Después de 2 días
de tratamiento

escala de dolor

Después de 3 días, fin del tratamiento

escala de dolor

Michelle

A Michelle (34 años y con cirugía de reducción mamaria) se le había advertido que probablemente no pudiera dar lactancia materna. A los cinco días del nacimiento de su primer bebé acudió a la consulta.

El bebé tenía anquiloglosia, frenillo corto grado 3 y Michelle grietas en ambos pezones además de edema y congestión mamaria. Sin realizar cirugía del frenillo corto del bebé y solamente usando NURSICARE®, el dolor de Michelle se redujo sustancialmente. Las heridas mejoraron en pocos días, mientras ella continuó con lactancia materna de forma exclusiva.

Comienzo del tratamiento con NURSICARE®

escala de dolor

Después de 2 días
de tratamiento

escala de dolor

Después de 3 días, fin del tratamiento

escala de dolor

© Fotos cortesía de Gina Weissman, DMD, RN, IBCLC

Abrir chat
👩 ¿Necesitas ayuda?
Nursicare responde
¡Hola! 👋
Déjanos tu mensaje y una experta en lactancia te responderá lo antes posible.
0
CARRITO
  • No products in the cart.